XXVIII Medio Maratón de Marbella



 
 A pesar de algunas bajas de última hora, lo cierto es que en esta ocasión nos reunimos un buen número de atletas del club para participar en esta XXVIII edición del Medio Maratón de Marbella, diecinueve exactamente. Entre las bajas, la de nuestro querido amigo (director in pectore de este blog) Antonio Burgos, a quien queremos desde aquí reiterar nuestro afecto y apoyo en los momentos difíciles por los que atraviesa últimamente. Estamos seguros de que esos problemas serán superados en breve plazo y de que podrá estar con nosotros en las próximas carreras. Baja destacable también, de penúltima hora en este caso, fue la de nuestro Presi, aunque por motivos no suficientemente aclarados todavía (aunque todo está bajo secreto del sumario, circulan versiones distintas, alguna que roza la infamia, relacionada con las recientes fiestas de Torremolinos). En cualquier caso, le agradecemos su presencia en la carrera, aunque fuese como chófer y animador.
   En fin, ciñéndonos a lo puramente deportivo, decir que se nos presentó una jornada más propicia para correr que en ediciones anteriores. Día nublado, no mucho calor, aunque con bastante humedad en el ambiente y algo de viento en contra en la zona de Puerto Banús; en cualquier caso, condiciones bastante aceptables. Destacar una vez más a nuestro campeón Luis Enrique Lérida, que realizó una soberbia carrera, alcanzando el tercer puesto de la general, codeándose con los grandes de la distancia y con fuerzas de sobra para, una vez acabada su carrera,  acudir al rescate en los últimos kilómetros de otra campeona, Silvia, que también subió al podio de su categoría. Con luz propia brilló también nuestro buen amigo Joan Marc Falcó, que por una vez dejó los montes y se vino al mar, que decía la canción, para volar hacia  una marca por debajo de 1 h. 20 min.  Magníficas, además, las carreras de Blas Correal, tercero en su categoría, y de Víctor Ruiz, al que auguramos éxitos futuros. Buena carrera también la de José Luis Cañadas, en su línea habitual. En cuanto a los demás, aquellos mucho más humanos (demasiado humanos, en algunos casos), a los que el podio se nos resiste,  destacar el pundonor general, la entrega, la deportividad, el ir mejorando algo las discretas marcas, etc. (todos esos consabidos piropos que nos sirven para poco).  


Añadir leyenda

Comentarios