Ultra Trail Bosques del Sur


2/6/2018
El pasado fin de semana dos compañeros de la sección de Trail estuvieron en la Sierra de Cazorla participando en el Ultra Trail Bosques del Sur. La distancia a recorrer es de 109 kilómetros con 5.600 m. de desnivel. Para los dos compañeros, Mario Platero y Juan Carlos Gallardo era su primera experiencia en un Ultra. Platero es un corredor ya veterano y consciente del reto se preparó a conciencia en los meses anteriores. Juan Carlos es nuevo en Trail, sólo ha corrido este año, pero no le falta valor ni osadía. Su preparación se vió truncada por una lesión a falta de un mes para la carrera. En un mar de dudas decidió tomar la salida. 
Antes de dejar a Mario Platero contar su peripecia, haremos una breve reseña de la participación, mas accidentada de Juan Carlos. Con una lesión latente, y todas las precauciones empezó a correr. La molestia empezó a asomar en el km. 15, pero siguió. En el kilómetro setenta y tantos descargó una tormenta con muchos rayos  y en el puesto de avituallamiento aconsejaron parar a los corredores. Juan Carlos, viendo que su grupo se retiraba, abandonó también. La organización, dadas las circunstancias, los consideró con finalistas a todos los efectos con el tiempo de 17:17:43 con el que llegaron en coche a meta. A nuestro compañero le queda el sabor amargo de una retirada y ahora cree que podría haber terminado por si mismo, pero las decisiones se toman cuando tocan. Debe estar muy orgulloso de haber hecho mas de 70 km. en sus condiciones. Una lección de pundonor.

Y ahora es el turno de Mario Platero:

"Después de cuatro meses de duro entrenamiento por fin llegaba el día de comprobar hasta dónde podía llegar. El viernes a las 23.30 se daba la salida neutralizada que nos llevaba hasta la salida en las ruinas de Santa María. 
Por delante teníamos 109 km y 5700 D+.
A las doce en punto daban la salida; enseguida comenzamos a subir hacia el Gilillo, la primera gran subida de 10 km y 1000 m. de desnivel. Cogí un buen ritmo y fui todo el rato adelantando corredores y en la bajada igual; entramos en una zona de carriles donde se podía correr, pero había mucho barro. Aún así siempre que fuera llano o bajada iba corriendo y las zonas de subida con los bastones andando muy rápido. Cuando amaneció ya estábamos en el km 44.
Por fin dejábamos el frontal, un alivio después de tantas horas sólo con su luz. Nos acercábamos a la zona del río Borosa, la más bonita de toda la carrera y entre lagunas, cascadas y el río por fin llegamos al km. 71 donde teníamos las mochilas y nos podíamos cambiar, sobre todo los calcetines que los llevamos mojados casi todo el camino pues tuvimos que cruzar el río varias veces.
Ya sólo quedaba una subida que me llevaría hasta el último avituallamiento a siete kms. de la meta y por fin veía Cazorla. En el tramo final di todo lo que me quedaba ya que llevaba muy buen tiempo y así fui corriendo hasta la meta más por corazón que por piernas a estas alturas de la carrera.
Comí un poco y seguí. Ya llevaba unos 3000 m. de desnivel y ahora venían las subidas más duras. Llegar hasta el km 82 donde acababa esta ascensión costó mucho porque fue la hora de más calor. Luego venía una bajada larga hasta el puente de las Herrerías en el km. 90 y aquí fue donde entró una tormenta muy fuerte con mucha lluvia y granizo que ya me acompañaría hasta el final.
La llegada a meta para mi fue muy especial: era mi primer Ultra Trail, un sueño cumplido. Hice 16 h y 42 m quedé el 43 de la general y el 20 de veteranos. Todo loUna gran experiencia que seguro repetiré el año que viene."

Comentarios